La represión en El Cairo continúa en el pulso por la plaza Tahrir

El Cairo se ha vuelto a levantar de resaca. Tras el violento desmantelamiento de la acampada de Tahrir, el pasado fin de semana, por las fuerzas de seguridad egipcias, la capital se ha levantado hoy de nuevo con olor a cóctel molotov y restos de una auténtica batalla campal.

Los manifestantes volvieron, pese a la represión, a la plaza Tahrir donde, según el activista Saad Zaglul, sobre las dos de la madrugada fueron atacados "por sorpresa" por las fuerzas del orden.

El activista indicó que los agentes consiguieron expulsar a los manifestantes de Tahrir, pero luego ellos volvieron. "Cuando avanzaban hacia nosotros repetimos la palabra ‘pacífica’ para dejar claro que la manifestación es pacífica", explicó Zaglul.

Según el diario opositor ‘al-Wafd’, la acción represiva de la Junta Militar ha dejado un saldo de 3 muertos.
Según una fuente de los servicios de seguridad, la situación es ahora tranquila después de que la pasada noche hubiera choques entre efectivos de la Seguridad Central y jóvenes que intentaban destruir uno de los muros erigidos para aislar varias sedes gubernamentales como el Parlamento y el Consejo de Ministros.

Un grupo de jóvenes consiguió, según la fuente, quitar dos bloques de hormigón de uno de los dos muros levantados en las calles Sheij Rihan y Qasr al Aini, próximas a Tahrir, y comenzaron a lanzar piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de la seguridad.

Esos efectivos, que apoyan a la policía militar en la protección de los edificios gubernamentales, respondieron también a pedradas, para después perseguir a los manifestantes y echarlos hacia Tahrir, indicó la fuente que destacó que los agentes no hicieron un uso excesivo de la fuerza.

Amenazas de sanciones a la Junta Militar
Al menos doce personas han muertos y 815 han resultado heridas, según el último recuento del Ministerio de Sanidad, en los choques que desde el viernes pasado ocurren en las cercanías de Tahrir entre las fuerzas del orden y manifestantes.
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió ayer a los miembros de la Junta Militar de que corren el riesgo de ser encausados por complicidad en crímenes graves si no actúan de inmediato contra la "brutal" represión en el centro de El Cairo.

 

www.publico.es/internacional/413143/la-represion-en-el-cairo-continua-en-el-pulso-por-la-plaza-tahrir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.