Servicio asesor para el CREA en materia de interculturalidad y
convivencia
Promueve, impulsa e implementa el CREA
buscar
Noticias : Wangari Maathai: sostenibilidad al servicio de las mujeres en las ...

Wangari Maathai: sostenibilidad al servicio de las mujeres en las comunidades africanas

06-04-2020 | Solidaridad Internacional

“Las mujeres africanas tienen que saber que está bien que sean como son: deben ver su forma de ser como una fortaleza, liberarse del miedo y romper el silencio”

 
(Wangari Maathai)

 
Bióloga, activista, ecologista y política, Wangari Maathai (1940-2011) fue una de las mujeres africanas pioneras en la lucha y defensa de los derechos humanos. En 1970, fue una de las primeras mujeres africanas en doctorarse y en 2004, la primera en recibir un Premio Nobel de la Paz. Wangari es y será recordada en África como una de las mujeres que marcó el camino a seguir en la visibilización de la igualdad entre géneros y en la importancia de la sostenibilidad. “Los seres humanos pasamos demasiado tiempo ignorando a otras personas, pero ¿quiénes son los que nos inspiran?”, reflexionó durante su vida. Ahora es y será la fuente de inspiración de otras muchas mujeres y hombres que lucharán por la defensa de los derechos humanos y el empoderamiento de las mujeres en su continente y en el mundo. 
 
Nació y creció en Nyeri, actual Kenia y colonia británica en esa época. Wangari pertenecía a la etnia kikuyu, una comunidad que entonces estaba destinada a trabajar en el campo, recoger leña y agua. Aún así, desde joven pudo acceder a la escuela. A los 8 años entró en un centro católico de su país, que le permitió estudiar inglés. Así, se abrió las puertas al Instituto Loreto, en Limuru, la única institución católica que formaba a mujeres en Kenia. Gracias a una beca, se trasladó a Kansas a estudiar un grado en Biología. En 1966, obtuvo el título como magistrada en Ciencias Biológicas en la Universidad de Pittsburg. 
 
Después de acabar sus estudios en Estados Unidos, volvió a su país y fue colaboradora en el Departamento de Anatomía Veterinaria de la Universidad de Nairobi. Poco después, decidió continuar con sus estudios en Alemania, donde realizó un Doctorado en Anatomía Veterinaria (1970) en las universidades de Giessen y Múnich. Así fue como Wangari Maathai se convertía en la primera mujer de África Central y Oriental en obtener un doctorado. Además, también fue la primera mujer Jefa de Departamento y Profesora Asociada en la Universidad de Nairobi. 
 
Activismo y sostenibilidad
 
Wangari fue activista a lo largo de su vida: reivindicó los derechos de las mujeres y luchó por la transformación del mundo en uno más sostenible y ecológico. Su activismo ecologista y feminista la sitúa dentro de las figuras predominantes en los conocidos como feminismos negros, contexto donde se desarrolló el concepto de “ecofeminismo”. Este término se atribuye a la escritora francesa Françoise d’Eaubonne y combina dentro de la visión de humanidad la perspectiva de género y el ecologismo. 
 
En el año 1977, la activista keniana creó el reconocido Movimiento Cinturón Verde. Como su nombre indica, la iniciativa pretendía enfrentar la creciente deforestación, erosión del suelo y escasez del agua en Kenia, plantando cinturones de árboles. El proyecto se desarrolló desde dentro de las comunidades y, en particular, fueron las mujeres las encargadas de la reforestación de los suelos, ya que también son ellas las que más sufren las consecuencias de la pobreza, la escasez y de la degradación del medio ambiente. 
 
Poco a poco, el proyecto evolucionó y se convirtió en un movimiento de defensa de los Derechos Humanos, los principios democráticos y la paz; combinando las preocupaciones principales de Maathai. Tres décadas después de su fundación, el movimiento contaba con unos 4.000 viveros distribuidos por todo Kenia, al menos 600 redes de enlace e involucraba a unas 200.000 familias coordinadas en 56 secciones diferentes. También se extendió a otros países africanos como modelo de referencia en la combinación del desarrollo comunitario, la protección ambiental y la defensa de los derechos de las mujeres. Así, para el año 2011, cuando Maathai falleció, la cifra de árboles plantados ascendía a 47 millones, fortaleciéndose la idea de que en la lucha por la defensa del planeta, la suma de estas acciones es necesaria. 
 
Vida política
 
Maathai fue tomando conciencia política con el desarrollo de su experiencia y activismo, dándose cuenta de que gran parte de los problemas relacionados con la pobreza de Kenia tenían relación con la política autoritaria y represiva de su país. Sus reivindicaciones en torno a la democracia le dieron una mayor proyección internacional. Finalmente, fue en 1992 cuando se celebraron unas elecciones multipartidistas y, en el año 2002, Wangari pudo ser representante en el Parlamento. Entre 2003 y 2007, Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, bajo el gobierno de Mwai Kibaki. 
 
En el año 2004, recibió el Premio Nobel de la Paz por “su contribución al desarrollo sostenible, a la democracia y a la paz”. El galardón le dio aún más proyección internacional. También formó parte en la creación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en varios actos importantes de Naciones Unidas, siendo, por ejemplo, Mensajera de la Paz de la ONU. 
 
Sus logros y biografía la convierten en una de las mujeres icónicas de África y del mundo entero. Su pensamiento y activismo aportan conocimiento al desarrollo de las comunidades africanas, y de otras comunidades, de forma sostenible y promoviendo la igualdad de género. Como ella, otras mujeres luchan por un cambio en la ciudadanía, por la inclusión de la sostenibilidad y por la visibilización de la mujer en la participación de las sociedades y del trabajo. Wangari Maathai luchó por unir la ciencia, la política y la sociedad a través de sus actuaciones y de su proyecto, que sigue trabajando por todo el continente africano y proyectando sus ideas en todo el planeta. 
 
 
La campaña África Inspira busca visibilizar la importante labor que desarrollan las mujeres africanas desde sus países para la defensa de los Derechos Humanos y la igualdad de género. Desde Nazioarteko Elkartasuna - Solidaridad Internacional, consideramos que estas líderes africanas pueden inspirar a otras mujeres, y al mundo en general, para tomar un camino que incluya la sostenibilidad, la igualdad de género y los Derechos Humanos. La campaña entra en el marco del proyecto de promoción de la diversidad cultural y étnica de Bizkaia, así como el diálogo y el encuentro entre grupos y personas de culturas, etnias y orígenes diversos, financiado por la Diputación Foral de Bizkaia.
 
 
Artículo elaborado por Paz Miguel
 
 
 
Referencias:
 
López, Aitziber (2016). “Wangari Muta Maathai: Woman Tree - La Mujer Árbol”. Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibersitatea. Consultado en línea: https://mujeresconciencia.com/2016/11/16/wangari-muta-maathai-woman-tree-la-mujer-arbol/
 
Oyugui, Betty (2006). “Green Belt Movement: avanzar para inspirar cambios”. Dialnet, Ecología Política, Nº 31, P. 105-108. Consultado en línea: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2260583 
 
Pla Julián, Isabel y Guevara de Molina, Sandra (2013). “Hacia un enfoque integrador de la sostenibilidad: explorando sinergias entre género y medio ambiente”. Revista CEPAL 2010. Consultado en línea: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/11614/110051068_es.pdf?sequence=1&isAllowed=y  
 
Rivas Torres, Mercé. “Wangari Maathai”. Mujeres tejiendo la paz. Consultado en línea: http://1325mujerestejiendolapaz.org/sem_wangari.html 
Valdés, Isabel y Rubio, Isabel. “Mujeres de la Ciencia en EL PAÍS”. El País. Consultado en línea: https://elpais.com/especiales/2018/mujeres-de-la-ciencia/wangari-maathai.html 
 
 

[Imprimir]
Creative Commons License