Servicio asesor para el CREA en materia de interculturalidad y
convivencia
Promueve, impulsa e implementa el CREA
Guinea

Mujer

Las mujeres pueden votar y ser electas desde 1958.
En 2019, Guinea aprobó la «Ley de Paridad», modificando así la Ley L/2010/CNT de 22 de abril de 2010 que establecía una cuota preceptiva del 30% en las listas nacionales de los partidos políticos para las elecciones legislativas. A partir de la entrada en vigor de dicha Ley, estas listas deben estar conformadas por un 50% de mujeres.
Esta «Ley de Paridad» se ha venido elaborando —y discutiendo— desde las elecciones legislativas de 2013, en las que las mujeres — que representaban el 51,7% de la población y el 50,8% de los votantes— obtuvieron sólo 25 escaños (21,93%) de los 114 escaños de la Asamblea Nacional (datos de la Unión Interparlamentaria [IPU, por su siglas en inglés]). Pues bien, en las polémicas elecciones legislativas (boicoteadas por la oposición) de marzo de 2020, las mujeres —aun con la «Ley de Paridad» recién estrenada— sólo han cubierto 19 escaños (el 17%)
La población económicamente activa femenina en 2005 es del 47% de la PEA (Población Económicamente Activa: 85,7%).
Según el Informe sobre Desarrollo Humano de 2009 del PNUD, Guinea está situado en el puesto 170 de los 182 países analizados por el PNUD.
Según el Informe sobre Desarrollo Humano de 2006 del PNUD, la brecha de ingresos estimados entre mujeres y hombres en Guinea durante el periodo 1999-2004 es de 0.68, situado en el puesto 170 de los 177 países analizados por el PNUD.
El 84% de las embarazadas recibe atención prenatal, y el 56% de los partos de las mujeres guineanas es atendido por personal especializado (1997-2005).
La tasa de mortalidad materna es, según datos hasta 2000, de 740 mujeres por 100.000 nacidos vivos.
El 7% de las mujeres en pareja de 15 a 49 años usan anticonceptivos (1995-2005).
La poligamia es habitual.
La mutilación genital femenina es habitual es todas las regiones y en todos los grupos étnicos y religiosos. Guinea tiene uno de los índices mas altos en el mundo. Aunque es ilegal, pocas veces se emprenden acciones judiciales. La mutilación genital femenina aumenta el riesgo de infección por VIH porque las mujeres comparten instrumentos no esterilizados.
La violencia doméstica es habitual. El acoso sexual no está prohibido por la ley.
Las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres ante la ley, pero sufren discriminación y violencia. Las mujeres reciben una remuneración menor que los hombres, a pesar de estar regulado por la ley el derecho de igualdad en el pago por un mismo trabajo.
En las zonas rurales, las mujeres se ocupan de una gran parte de las labores de la agricultura de subsistencia, la responsabilidad de los hijos, y tienen escasas oportunidades de educación, aspectos que limitan sus opciones de desarrollo personal.

© Nazioarteko Elkartasuna • Solidaridad Internacional | Conde Mirasol 7 bajo • 48003 Bilbao | Tel. 944 792 258 || Aviso Legal | Mapa Web | Fuentes Documentales

Creative Commons License